RANRAPALCA 6,162 m
Entre la roca y la nieve

F1. Panorámica del Ranrapalca, soleando la cara este y en media sombra la nor-este.

Si alguna vez visitamos la famosa y concurrida quebrada Ishinka en la ancashina Cordillera Blanca y ascendemos alguna de sus cimas circundantes como el Urus o el Ishinka, apreciaremos una colosal montaña que impresiona y estremece por sus verticales paredes de roca y hielo y sus constantes caídas de piedras que estruendecen el silencio de un valle calmado que es agitado solo por el tumulto de los visitantes. Un gigante entre los gigantes de la zona. Es el nevado Ranrapalca.

El significado etimológico de su nombre proviene de los vocablos quechuas "ranra" que significa "pedregal", y "palca" (palqa o pallga) que significa "ramificación" o "bifurcación". Entonces tenemos que el nombre Ranrapalca vendría a significar "ramificación pedregosa", y esto puede ser debido a la gran cantidad de aristas y espolones rocosos que muestra en sus verticales vertientes; aunque en muchos textos se lee su significado como "lugar pedregoso".

Con sus 6,162msnm, el Ranrapalca es una de las montañas más altas del macizo del Chinchey y una de las más visibles desde la ciudad de Huaraz debido a su cercanía y dimensiones que presenta. Es además una de las montañas de más de 6mil metros que registra una relativa frecuencia de escaladores pese a lo difícil y técnico de sus vías.

F2. Cordada del CEAM en la pared sur durante la apertura de una nueva vía a esta montaña.

Su primera ascensión absoluta fue realizada por la expedición alemana del DAV (Club Alpino Alemán), dirigida por el famoso científico y geógrafo Dr. Hans Kinzl el año 1939, durante su tercera expedición a las montañas peruanas (anteriormente había dirigido las expediciones a Cordillera Blanca de 1932 y 1936, en esta primera visita logrando la primera absoluta al Huascaran Sur). En aquella oportunidad los alpinistas Brecht, Rohrer, Schmid y Schweizer conseguían la cima siguiendo la arista NE el día 25 de junio de 1939.

El primer ascenso nacional fue realizado por el mítico y desaparecido montañista limeño Américo Tordoya (muerto en el nevado Juncal - Chile, a los 23 años de edad), cuando contaba con solo 21 años de vida, en una escalada complicada en la cual se vio involucrado en el rescate de su compañero de cordada accidentado durante el descenso.

Esta montaña cuenta con una gran cantidad de vías que transcurren por prácticamente todas sus vertientes, siendo la cara nor-este la que mayor cantidad de vías presenta. Vías tanto en roca, vías de artificial, mixtas, otras netamente glaciares, lagas vías de aristas, etc. Un lugar apreciado por los buscadores de la dificultad media y alta en altitud.

F3. Descenso en esquís de la pared norte.

Alpinistas de reconocida trayectoria mundial como el ochomilista Edhard Loretan (3er hombre en conseguir los 14 ochomiles), Louis Ortenburger (único alpinista en coronar todos los 6miles de Cordillera Blanca), Joe Simpson (autor de varios best selers), entre otros, han sido aperturistas de vías en esta mezcla de roca y nieve que es el Ranrapalca.

Los montañistas peruanos no podían quedarse atrás en las aperturas de vías en esta montaña, es así que a fines de los 90 el peruano Guillermo Mejía ("chatarra") junto a extranjeros realiza una apertura en la cara nor-este y recientemente una cordada del CEAM (Centro de Estudios de Alta Montaña) compuesta por los hermanos Eloy y Octavio Salazar y Erick Albino, realizan a fines de temporada de 2009, la apertura de la vía "La paliza del Ranrapalca" en la cara sur de este coloso.

Los accesos para esta montaña son dos quebradas fundamentalmente. La primera es ingresar por la concurrida quebrada Ishinka, para lo cual debemos tomar un taxi que desde la ciudad de Huaraz nos llevará por S/60.00 y en 45 minutos aproximadamente, hasta Pashpa o Collon y desde cualquiera de estos dos pueblos iniciar el recorrido de aproximación hasta el campamento base de la quebrada Ishinka.

F4. Escaladores mexicanos en la escalada de la pared NorEste.

De aquí continuaremos el recorrido siguiendo el mismo acceso que para el nevado Ishinka, es decir ingesando por la quebrada Yanaraju y dirigiendonos hacia el lado del col entre el Ishinka y Ranrapalca. De este punto podremos observar nuestro itinerario para la vertiente norte, nor-este o la arista este.

El segundo acceso es por la quebrada Cojup, muy poco concurrida en comparación a la anterior descrita. Partiendo desde Huaraz hacia Pitec para desde ahí iniciar el recorrido por toda la quebrada Cojup hasta su cabecera, desde donde tendremos el acceso a la vertiente este del Ranrapalca.

Para la vía más concurida de esta montaña, la de la arista Este, debemos tomar la primera opción de acceso, es decir, la de quebrada Ishinka y montar un campo alto en el mismo col entre ambas montañas, para desde ahi acceder a escalar la mixta arista que suele tenerr las mayores complicaciones en la travesía para cruzar el murallón de rocas, el cual suele encontrarse equipado con viejos pitones y estacas clavadas. Tras superar esto nos espera el largo recorrido del platoo glaciar hacia la cima. El descenso suele ser por el mismo lugar.

Texto:
Alberto Hung
(Guía de montaña UIAGM). Web Site

Foto Portada por:
Miguel Gamarra Masa, "Amanecer en la inescalada vertiente oeste del Ranrapalca".

Fotos interior:
F1.: Senda.ch / F2.: Erick Albino / F3.: Sylvain Meyet / F4.: "Generación Alpina" de Mexico.

Fuentes:
- Textos de Mountaineering in the Andes de Jill Neate.
- Guía de escaladas en la Cordillera Blanca, de Juanjo Tomé.
- Club Montañeros Américo Tordoya.

 
Ver todos los números anteriores de Montañas Peruanas
 
Agradecemos a los Auspiciadores que hicieron posible este número:
(Haz click sobre la imagen de los Auspiciadores para ingresar a sus websites)
Amigo Auspiciador, agradezco tu apoyo en este número: